No es ningún grupo de metal alemán. ¡Es nuestro pollo rebozado en cornflakes y bañado en salsa de Jäger!